El email marketing (II) – Tipos de emails

A la hora de diseñar una estrategia de email marketing efectiva desde cero tenemos que tener en cuenta que el tiempo de vida de los emails, por lo general, es mayor que las posibles publicaciones que podamos hacer en las distintas redes sociales en las que esté visible nuestro negocio.

Al igual que en el momento de pensar en el diseño de nuestro blog se hace imprescindible adaptarlo a un formato para dispositivos móviles, en el email marketing pasa tres cuartos de los mismo. Según un estudio de TechCrunch, el 75% de las aperturas de emails por Gmail, se realizan a través de smartphones y tablets. Del mismo modo, el estudio nos muestra que los usuarios pasan el 51% de su tiempo de navegación por internet en dichos dispositivos, esto nos hace ver que los dispositivos móviles son la mejor opción para relacionar movilidad y conexión digital en nuestros clientes.

En relación al punto anterior, podemos decir que las compras generadas a través de la recepción de mensajes por email marketing tiene una mayor tasa de conversión que las realizadas a través de redes sociales u otras estrategias digitales aplicadas por las empresas, es decir, el email es un factor clave a la hora de guiar a nuestro cliente potencial a lo largo de nuestro embudo de ventas para intentar transformarlo en cliente final.

PRINCIPALES TIPOS DE EMAILS

1.- Newsletter

Son correos que se mandan con cierta periodicidad de tiempo donde informamos de las principales novedades de nuestra empresa, promociones, ofertas, etc., aportando un CTA con contenido relevante para nuestro cliente con la intención de que siga interesado en los productos/servicios que ofrecemos.

2.- Actualizaciones de nuestra página web o blog

Estos correos están dirigidos a aumentar la interacción de nuestros usuarios con nuestra empresa a través de la publicación de contenidos interesantes donde se les añade un mayor valor a lo que nuestro cliente está buscando de nuestra marca. Suelen ser las primeras informaciones que un usuario suele realizar al inscribirse como nuevo cliente a  nuestra lista de contactos.

3.- Actualizaciones de nuestro catálogo de producto/servicios

En este punto tenemos que tener cuidado en no ser invasivos como comentábamos en la primera publicación sobre este tema.

Una buena estrategia sería aglutinar todos los cambios que se hayan podido producir en nuestro catálogo de productos/servicios y hacer un resumen con una periodicidad mensual, despertando así el interés en tu cliente que quizás ya pensaba olvidado.

También es muy importante el introducir títulos atractivos, descripciones cortas e imágenes para dar una imagen más amena a la hora de abrir nuestro email por parte de nuestro cliente.

4.- Envío de ebook gratuitos, realización de catas, proyección de eventos, etc.

Este tipo de emails son los que hacemos para crear marca, aportando gran valor añadido a lo que nuestro cliente espera de nosotros con el envío de ebook gratuitos, invitaciones a catas con cupones descuentos, información sobre la participación de nuestra empresa en eventos y ferias donde poder beneficiarse de dicha relación existente entre marca y cliente, etc.

Como ya dijimos en la anterior publicación sobre email marketing, para que todos estos tipos de emails y estrategias nos reporten un mayor beneficio a nuestro negocio, tiene que ir unido a una óptima segmentación por grupos de usuarios de nuestro listado de contactos, con única finalidad de personalizar todo lo que sea posible nuestra relación con  nuestro cliente a través del correo electrónico.